Seleccionar página

Las opiniones reflejan tu diferenciación

Las opiniones de tus clientes no solo ayudan a otros consumidores a comprar tu producto o servicio. Está más que demostrado que lo primero que se hace antes de comprar algo, es consultar en Internet las opiniones de otros consumidores. Es una manera de asegurar que la compra que se va a realizar es buena.
Pero las opiniones también te sirven para saber qué cosas son las que tienes que mejorar de tu producto o servicio y qué es lo que más valora tu cliente. Estas cualidades que destaca tu usuario, deben ser la base de tu discurso comercial.

▶︎ SIGUE LEYENDO PARA SABER CÓMO CONSEGUIR OPINIONES

Cómo conseguir las opiniones de los clientes

Como se ha comentado anteriormente, este proceso no consiste solo en conseguir opiniones para generar más confianza en tus futuros clientes y así vender más. También es muy importante porque te permite conocer más de cerca cómo es tu cliente ideal. Hay que aprender del feedback que nos dan con cada uno de sus comentarios, tanto de los buenos como de los malos.

Para conseguir la opinión de tus clientes, es recomendable que les hagas llegar un cuestionario sencillo con varias preguntas, como por ejemplo:

  • ¿Qué opinas sobre mi producto o servicio?
  • ¿Qué necesidades cubre?
  • ¿Qué echas de menos?
  • ¿Cómo crees que podría mejorar?
  • ¿Qué diferencia encuentras con el que consumes habitualmente?
  • Comentarios, consejos o recomendaciones:

Este proceso es muy importante porque en el resultado de este cuestionario saldrá reflejado qué cualidades o valor añadido tienes. Y, sobre esta diferenciación, deberás basar tu discurso tanto publicitario como comercial.

Las opiniones proporcionan:
Confianza: cuando un producto o servicio tiene opiniones genera más confianza en los futuros consumidores.
Más ventas: al generar más confianza, el cliente es más propenso a comprarlo. Te fías de la experiencia que han tenido otras personas que han probado ese producto o servicio.
Más conocimiento de tus clientes: conoces de primera mano qué es lo que más le gusta a tu cliente de ti. Qué inquietudes tiene y qué cosas debes de modificar para conseguir que estén completamente satisfechos.
Base del discurso comercial y publicitario: tu cliente te dice en qué eres bueno y qué te hace ser diferente. Usa este valor añadido como base de tu mensaje comercial.

¿Tienes dudas?

Si tienes alguna duda, ponte en contacto conmigo y resolveré tus problemas.